MagazineGay

Jóvenes se ofrecen para el turismo gay

Jóvenes se ofrecen para el turismo gay

Entre los mayores desafíos que tienen los distintos entes de defensa y seguridad de los países latinoamericanos se encuentra la lucha contra el turismo sexual, sobre todo el que está enfocado hacía menores de edad.

Con el paso de los hace se hace más visible este gran problema que afronta nuestra región. Para matizar el tema tomamos por ejemplo la historia revelada en 2015 por el portal Cubanet donde contaron como Lisdany, joven de 17 años de edad, se ofrecía a los turistas que le preguntaban por sexo. Él joven a tan corta edad trabajaba con su cuerpo para poder llevar dinero a casa, el cual era rentable, según la información entregada Lisdany en un mes podría estar ganando mucho más que un profesional en cualquier rama.

Lo grave de este problema es la explotación sexual infantil, con base a un reporte dado en 2015 por la Unicef, México, Brasil, Colombia, Perú y Argentina son algunos de los países más afectados por los extranjeros que buscan placer sexual en personas que no han llegado a la mayoría de edad, dejando en ese momento a la región en el ápice de las regiones donde más existían turismo sexual enfocado en menores de edad.

Con base a la información del estudio se logró identificar que el turista no llega a Latinoamérica buscando este tipo de encuentro, se ha justificado que gran parte de ellos tienen sexo con menores de edad de forma ocasional por encontrar la disponibilidad en los jóvenes aprovechándose de ella.

No es mentira para nadie que gran parte de los extranjeros provenientes de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia llegan con un gran interés en relacionarse con otros hombres por cuestiones íntimas, por lo menos, en cuanto a niveles de ingreso de turistas a Latinoamérica, en los últimos años ha aumentado en gran proporción.

Según la información más reciente dada en 2018, entre los 10 países más buscado para el turismo sexual se encuentran 5 latinoamericanos, que son: República Dominicana, Cuba, Colombia, Brasil y México.


Esta disponibilidad quedó evidencia en los casos relatados por el portal cubano donde también contaron la historia de Juan Carlos, un chico que todos los días llevaba a su casa de 50 a 100 dólares solo por ofrecer servicios sexuales en una zona de La Habana, se documenta: “Los fines de semana, después de las 11, esto se pone bueno. (…) Todos los turistas vienen a ligar y también muchos cubanos que tienen cómo pagar. (…) Yo no me voy con cubanos porque pagan muy poco y piden mucho, demasiado [se ríe]. Los extranjeros te dan 30 o 40 dólares solo por sentarse un rato con ellos, tocarte un poco. A veces te regalan cosas. Este celular [muestra un teléfono que en Cuba suele estar valorado sobre los 200 dólares] me lo regaló un canadiense y yo solo le di unos besitos y ya”.


En el caso de Lisdany, el joven confiesa que todos los días camina las calles más favorecidas para el turismo sexual buscando extranjeros, ellos le ofrecen un monto bueno por sus servicios, por su parte los padres del menor de edad avalan esta verdad gracias a la gran ayuda que representa ese dinero en el hogar.

“En mi casa todo el mundo sabe que yo ando en esto. (…) La escuela no da nada, eso es perder el tiempo. (…) Cuando mi papá se enteró se puso como loco, pero después se le fue pasando porque sabe que esto es normal y yo compro de todo en la casa. Mi jeva [novia] sabe que yo ando en esto y también ella hace sus cosas junto conmigo. Hay yumas a los que le gusta eso de mirar, y pagan más. (…) Yo empecé a los 14, un día estuve con un mexicano que me dio 40 dólares, eso fue en el Parque Central, hasta que descubrí que aquí en Las Vegas pagaban más”.

¿Qué opinas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a contacto@menmagazinegay.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.

La entrada Jóvenes se ofrecen para el turismo gay se publicó primero en Men Medios.


Origen entrada

Tops

Mas